martes, 31 de mayo de 2011

Lecciones del paro magisterial

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     Los maestros de la sección 22 del SNTE cumplieron una semana de haber iniciado el paro laboral que ha dejado sin actividades académicas a un millón 330 mil alumnos en la entidad y que le pegó a la credibilidad del gobierno del cambio.

     Al margen de lo que hayan acordado, si aceptan o no las propuestas gubernamentales, si declaran o no un receso en sus movilizaciones, es importante destacar las lecciones que nos dejan los maestros.

     El paro magisterial sorprendió al gobierno estatal que se mostró confiado, arrogante y torpe en las negociaciones previas. Los comisionados gubernamentales de Oaxaca no visualizaron, por ignorancia, la dinámica del movimiento magisterial.

     El gobierno y sus aliados mediáticos, que lanzaron una cuestionable campaña de desprestigio en contra de las acciones del magisterio, no entendieron que la alternancia no es suficiente para garantizar la transición.

     Dicho de otra manera, nunca entendieron que para el magisterio, el arribo de Cué a la gubernatura, solo significó la llegada de otro grupo elitista del PRI al poder del que estuvo marginado en los últimos 12 años.

     En diversos documentos de análisis, las principales corrientes sindicales que actúan dentro de la sección 22 del SNTE destacaron que la victoria de Cué, impulsada por el PAN y PRD y otros partidos que se dicen de izquierda, no representó el cambio democrático, sino la derrota de una vieja corriente política del PRI representada por URO.

     Desde el primero de diciembre, cuando Cué anunció la integración de su gabinete, terminó por darles la razón a los dirigentes de corrientes sindicales porque incluyó a Irma Piñeyro Arias y Bernardo Vásquez, dos personajes ligados a Elba Esther Gordillo, adversaria histórica de la sección 22 del SNTE.

     Lejos de impulsar un gobierno cercano a las expresiones sociales que se movilizaron en el 2006 a favor de nuevas formas del quehacer político, Cué, que ofreció un gobierno integrado por los mejores oaxaqueños, terminó por favorecer a viejos ex priístas que pertenecieron al equipo del ex gobernador Diódoro Carrasco y contentar a la derecha e izquierda que en el pasado reciente estuvieron al servicio de los gobiernos priístas.

     Cumplida una semana del paro, quedó de manifiesto que los anteriores aliados mediáticos del magisterio, cambiaron de cancha y actuaron como siempre, favoreciendo a la élite del poder, sí éste es recíproco en las cuotas, y en Oaxaca, ¡vaya sí lo fue, porque entregó no solo el IEE y otras dependencias, sino hasta el Tribunal de Justicia!

     Bastó una semana del paro para que los dirigentes corroboraran el desgaste que enfrenta el magisterio en su estructura.

     Una semana del paro puso al descubierto la incompetencia de los integrantes de la legislatura local, interesados en protagonismos futuristas del 2012, pero totalmente distanciados de las tareas educativas de la entidad.

     Una semana del paro bastó para exhibir la cortedad de miras y egoísmos de los líderes de los partidos que lejos de proponer alternativas, actuaron como en los viejos tiempos del PRI gobierno que tanto cuestionaron y condenaron lapidariamente a los maestros.

     Con una semana del paro quedó de manifiesto que ahora más que nunca es necesario que todos los actores caminen hacia una profunda reforma educativa en Oaxaca para que sin menoscabo de los logros sindicales de la sección 22 del SNTE, comience un proceso de reestructuración de la vida educacional en la entidad que permita un modelo alterno de educación a  partir de las condiciones singulares de Oaxaca.

     En una semana de protestas la ciudadanía pagó los platos rotos por la impericia del equipo negociador. Y en una semana del paro quedó definido el futuro de Piñeyro y Vásquez Guzmán, quienes más temprano que tarde tendrán que mudar sus pertenencias a otras áreas.

     DE REFILÓN: Políticos y diputados del PRI, PAN y PRD tienen incrustados a sus familiares, incluidas amantes, en la nómina del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), reveló ayer la diputada local del PT, Hita Beatriz Ortiz Silva. ¿Se investigará?

martes, 24 de mayo de 2011

lunes, 23 de mayo de 2011

La hora de las definiciones

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     Con el paro de labores que inician este lunes, los maestros de la sección 22 del SNTE emplazaron a los actores de la vida pública de Oaxaca a definirse política, ideológica, social y educativamente.

     El realineamiento generalizado comenzó desde ayer. A unas horas de que un millón 300 mil alumnos se queden sin clases y unas 13 mil escuelas cierren sus puertas de manera temporal, aun faltaban las definiciones de los aliados tradicionales del magisterio, como los líderes y legisladores del PRD y del PT, beneficiarios de las movilizaciones magisteriales.

     El gobierno de Gabino Cué ya se definió con toda claridad. Apuesta al desgaste y golpeteo hacia el magisterio y dejó en claro que no removerá, por ahora, a ningún integrante del gabinete, como es una de las exigencias políticas de los maestros.

     Bastaron unas cuantas horas del domingo para que el movimiento magisterial enfrentara el linchamiento de personeros del poder que como en el pasado, responden a la lógica del autoritarismo y de las descalificaciones.

     Atrás y muy lejos quedaron las expresiones solidarias del PAN, de los hombres del poder, de la iglesia, de los medios que alcanzaron respeto, también temporal, de los legisladores y líderes políticos, cuando Oaxaca se convirtió en el escenario de la lucha de los grupos políticos y económicos para arrebatarle el poder a la camarilla de Ulises Ruiz Ortiz.

     Cumplido el objetivo, las voces que en el pasado reciente justificaban las protestas sociales, hoy las condenan en una muestra frívola de incongruencia.

     El dirigente estatal del PAN, Carlos Moreno Alcántara, llamó a los maestros “incongruentes” y los tachó como “chantajistas”.

     José Luis Chávez Botello, arzobispo de Oaxaca, cuestionó lo que llamó la política magisterial del “todo o nada” y especuló que sería lamentable que detrás de las movilizaciones haya intereses personales.

     En su cuenta de twiter, la Contralora del gobierno oaxaqueño, Perla Woolrich consideró el paro magisterial como un “capricho” de los trabajadores de la educación. “Ya basta de cumplir los caprichos de la sección 22. Ya pónganse a trabajar por la educación”, tuiteó.

     Y en ese conjunto de definiciones políticas, resaltó la postura del director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Bernardo Vásquez Guzmán, quien presentó la cifra de mil 500 millones de pesos como respuesta a las exigencias magisteriales, aunque no aclaró que gran parte de esos recursos ya han sido gestionados por el magisterio a lo largo de los últimos 30 años.

     Vásquez Guzmán, cuya cabeza exige la sección 22 del SNTE salió ayer en conferencia de prensa para anunciar que el gobierno de Cué no es enemigo del magisterio, pero sí cuestionó las movilizaciones y amenazante advirtió que “el IEEPO se reserva el derecho de aplicar medidas por el paro de actividades”. ¿Va a echarle más leña a la hoguera con descuentos y toda la cosa? ¿Por qué no cuestionó esa misma estrategia en el 2006?

     Resulta curioso, cómico, pero además incongruente al nivel de la tragicomedia, que de todos los que hoy linchan y enjuician al magisterio, en el pasado obtuvieron beneficios políticos y económicos en las negociaciones que tuvieron lugar después del 25 de noviembre de 2006. Con ello confirman que no era la vocación democrática el motor de sus muestras solidarias, sino lo que ya se sabía de antemano, la ambición del poder.

     Apenas es el inicio de una jornada que se espera no se prolongue mucho y muchos andan “apanicados” porque en el primer círculo gubernamental vendieron la idea de que los maestros serán aliados de principio a fin y que no darían lata.

     DE REFILÓN: Este lunes se realizará la vigésima edición del Festival del Rio “Los Perros” que impulsó Julio Bustillo Cacho, fundador del Foro Ecológico Juchiteco y será una gran oportunidad para retomar e impulsar la conciencia a favor del medio ambiente. La cita es a las seis de la tarde a un costado del puente vehicular de la octava sección.

domingo, 22 de mayo de 2011

Razones del paro magisterial

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     El paro laboral que iniciarán este lunes más de 70 mil trabajadores de la educación agrupados en la sección 22 del SNTE tiene su razón de ser ante las respuestas gubernamentales calificadas como “mínimas e insuficientes”, por parte de los delegados de la asamblea estatal que concluyó en la mañana de ayer sábado.

     Políticamente, la respuesta del magisterio no podía ser de otra forma.

     Desde el momento en que el gobernador Gabino Cué anunció el primero de diciembre los nombramientos de Irma Piñeyro, como secretaria general del gobierno y de Bernardo Vásquez Guzmán, como director del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), se sabía que los maestros de Oaxaca no aceptarían a dos funcionarios vinculados con la poderosa líder magisterial Elba Esther Gordillo Morales.

     El gobernador Gabino Cué, también lo sabía. Sin embargo, no tuvo en ese momento otra opción para pagarle a Elba Esther Gordillo las cuotas de poder, tras el valioso respaldo que le dio al entonces candidato de la coalición opositora. El chiste era ganar y el objetivo se logró. Después de seis meses de gobierno, el mandatario oaxaqueño está en condiciones de decirle a la lideresa magisterial que ya cubrió el pago, y entonces deshacerse de ambos funcionarios.

     Gabino Cué, no lo ha hecho, pero es casi seguro que lo hará, porque además de la presión del magisterio, la remoción de Piñeyro y Guzmán disminuiría la presión que agita el círculo cercano del mandatario, en donde ambos funcionarios enfrentan grillas de todo tipo porque son vistos como arribistas producto de acuerdos cupulares y no como integrantes del equipo compacto que comenzó la lucha por el poder desde que Cué ganó la alcaldía de la capital.

     Laboral y académicamente el paro tiene su propia razón de ser.

     El gobierno federal se niega a liberar los recursos de programación detallada (Prodet), que son  horas/plazas para los maestros de Oaxaca, suspendidos en la entidad desde 2008, debido a que la sección 22 no acepta el programa Alianza para la Calidad de la Educación (ACE), impulsada por el presidente Felipe Calderón y Elba Esther Gordillo.

     En Oaxaca la sección 22 del SNTE elaboró una propuesta alternativa a la ACE y que incluso incluye la fase de evaluación de los docentes, pero la SEP no la acepta, aunque los maestros oaxaqueños consideran que es viable.

     Ideológicamente el paro tiene su razón de ser porque las exigencias magisteriales, desde el punto de vista político y social, están esperando respuestas de un gobierno que se supone es democrático, pero que a tres meses (febrero), les dio una paliza policiaca y que desde el 14 de marzo no ha logrado esclarecer la desaparición del profesor Carlos René Román Salazar.

     Desde 1980 los maestros ganaron las calles y con sus movilizaciones enfrentaron el poder autoritario de los gobiernos priístas, que tuvo su máxima expresión en el 2006. Ahora, bajo un gobierno de alternancia hay mayores razones para refrendar sus logros sindicales.

     Los maestros, responsables de la educación en Oaxaca, tienen múltiples razones. Y una de las ellas y la más importante, es la formación de los educandos. Sindicalmente, los maestros están en lo suyo, y el paro laboral, las movilizaciones y todas las formas de protesta, tienen un objetivo: mejorar la calidad de la educación en Oaxaca, aunque suene chocante o contradictorio.

     DE REFILÓN: Las frases que calaron en el ánimo de los ex gobernadores: “Negra noche para Oaxaca” para recibir a Heladio Ramírez López. “Diódoro, represor”, acusaron indígenas loxichas y zoques. “Murat, yo te creo. Atentamente Pinocho”, cuando el escándalo del atentado y del parabrisas. “Muera el tirano”, para pedir la cabeza de Ulises Ruiz. Entonces, por qué se espantan y censuran la pregunta pública de Héctor Pablo: “¿Gabino, puedes o no puedes?”

viernes, 20 de mayo de 2011

AMLO y el Istmo: La vuelta al pasado

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     El ex candidato presidencial de México, Andrés Manuel López Obrador mostró ayer en la ciudad de Juchitán, durante un encuentro con  seguidores del Movimiento Nacional de Regeneración (Morena), que es un político de ideas arcaicas y que no tiene nada de demócrata, y que por el contrario es un simulador de la transformación.

     ¿Por qué? Desde Juchitán, para ganar tal vez una mayor aceptación entre los istmeños, propuso un programa que llamó, de desarrollo integral del Istmo, que es el mismo que en su gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano trató de impulsar y que fue rechazado por todas las fuerzas sociales y de izquierda de Oaxaca, entre ellas la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI).

     El plan de AMLO para promover el desarrollo del Istmo, en caso de que sea el abanderado presidencial de la izquierda y que gane la presidencia de México, está superado por la realidad. En 1996, el entonces gobernador de Oaxaca, Diódoro Carrasco vendió la misma idea a través de un estudio que realizó el despacho de “Felipe Ochoa y Asociados” y que prácticamente era la incorporación del sureste del país al llamado Plan Puebla Panamá (PPM), conocido ahora como el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, que también ha sido rechazado y repudiado por las organizaciones progresistas y de izquierda.

     AMLO habló de crear en el sur de Oaxaca un corredor transístmico que una al puerto de Salina Cruz, Oaxaca, con el de Coatzacoalcos, Veracruz. Dijo que en ese corredor se establecerían empresas ensambladoras y que se uniría el Pacífico mexicano con la costa Oeste de Estados Unidos.

     Ese proyecto no es nuevo y tampoco nacional. Es viejo y responde al apetito que tienen las naciones poderosas y sus respectivas empresas transnacionales con respecto a la estratégica posición geopolítica del Istmo de Tehuantepec. AMLO, que tiene un discurso nacionalista, se presentó como el mejor vendedor de la franja ístmica del país. La que une el Pacífico con el Atlántico y la que representa el potencial dominio de un mercado internacional con, le faltó decir a AMLO, una mano de obra barata que no existe en otras partes del mundo.

     El plan que AMLO trajo ayer en Juchitán para desarrollar la región del Istmo, cuando sea presidente, fue impulsado también por el ex gobernador oaxaqueño Heladio Ramírez, al lado del ex gobernador veracruzano, Dante Delgado, dueño de la franquicia del Partido Convergencia. Dicho plan tampoco prosperó.

     Un breve repaso en la historia del Istmo, le permitiría a AMLO conocer que su propuesta de desarrollo del sureste de Oaxaca y Veracruz es una copia del plan Alfa Omega que impulsó el gobierno de José López Portillo, que copió del sexenio de Luis Echeverría, quien impulsó el famoso Plan de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec, en 1976, cuando pretendió convertir a los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, como terminales de contenedores para abrir una vía  terrestre entre ambos Océanos.

     Un poco de historia le hubiese permitido a AMLO saber que ese viejo proyecto de unir el Pacífico con el Atlántico estuvo a punto de concretarse en 1859, cuando el ex presidente de México, Benito Juárez, autorizó a su ministro Melchor Ocampo a firmar con el ministro estadounidense Robert Mc Lane, el llamado Tratado Mac Lane/Ocampo para que se le permitirá a Estados Unidos el uso del territorio del Istmo de Tehuantepec, a cambio de dinero y reconocimiento político.

     Si AMLO hubiese leído las llamadas Cartas de Relación de Cortés, hubiese encontrado que su propuesta de unir ambos Océanos, ya estaba en ese documento que exploraba la posibilidad de utilizar los ríos del Istmo como canales naturales para acercar el comercio y la conquista espiritual entre lo que ahora es Oaxaca y Veracruz.

     DE REFILÓN: Como en los mejores tiempos del PRI/Gobierno, ahora los funcionarios del gabinete del cambio estaban ahí, presentes, en un acto político proselitista. Y no solo estuvieron, también se desgañitaron desde la tribuna y abrieron la billetera para pagar el acarreo, que antes era insultante y ahora es tolerable, de los indígenas ávidos del jugo y la torta. ¿Cuál cambio don Salomón?

jueves, 19 de mayo de 2011

Oaxaca, como la nueva Torre de Babel

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     En las últimas horas Oaxaca ha estado sumida en medio de las protestas de campesinos y de maestros de la sección 22 del SNTE. Parece que en la entidad hay un diálogo de sordos o está convertida en la nueva Torre de Babel, donde prevalece la confusión generalizada.

     El lunes 16 de mayo, el gobernador Gabino Cué firmó con dirigentes de 53 organizaciones sociales y campesinas, un “Pacto por el campo y la seguridad alimentaria”. Dicho Pacto no se había firmado en los últimos 14 años, presumieron líderes priístas y perredistas.

     ¿Pero qué ocurrió 48 horas después? El miércoles, la mayoría de los firmantes del Pacto, identificados con el PRI, el PRD y el PT, ordenaron la movilización y protesta de sus seguidores quienes “tomaron” las oficinas centrales, delegaciones y centros regionales de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (Sagarpa), establecidas en la entidad y exigieron mayores recursos al campo y la renuncia del delegado de Sagarpa, Edgar Corral Guzmán y del gerente del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), Saúl del Toro, a quienes acusaron de apoyar solamente a campesinos identificados con el Partido Acción nacional (PAN).

     Las protestas de los campesinos en contra de los panistas Corral Guzmán y Del Toro, contaron con el beneplácito del secretario de Desarrollo Agropecuario del gobierno de Oaxaca, Salomón Jara, ex senador del PRD y promotor principal de AMLO en Oaxaca, según señalaron los propios manifestantes. ¿Eso significa que los perredistas ya iniciaron la fractura con sus aliados panistas? Es posible y por esa razón las movilizaciones campesinas más que luchar por la reactivación del campo, tuvo un tufo político que deja al descubierto las fracturas que sacuden al gobierno de Gabino Cué.

     El diálogo confuso, semejante a la Torre de Babel, también se replicó en las negociaciones gubernamentales con el magisterio. En el marco del Día del Maestro, el gobernador Cué convocó a los docentes a un pacto a favor de la educación y acompañado de los dirigentes de la sección 22 del SNTE, destacó el papel del maestro en las aulas.

     Pero… ya sabe usted que los maestros están en su Jornada de lucha por la defensa de la educación pública, la justicia y la construcción democrática de Oaxaca e hicieron como que no escucharon la convocatoria de Cué y ayer miércoles bloquearon los accesos a las oficinas públicas, sucursales bancarias y tiendas departamentales, demandando la destitución de tres funcionarios del gobierno de Oaxaca y la presentación con vida del profesor Carlos René Román Salazar, quien desapareció desde el 14 de marzo de este año.

     Los coordinadores de las fracciones parlamentarias representadas en la 61 Legislatura local se reunieron ayer con el gobernador Cué y le pidieron destrabar de manera conjunta los conflictos poselectorales para que se eviten nuevos hechos de violencia como los que se dieron en Santiago Choapam, que dejó un saldo de 10 muertos, aunque unos días antes, los legisladores reprocharon a las instancias gubernamentales y del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, la falta de pericia para atender esos líos.

     Hay en Oaxaca un concierto de voces, pero todas se hunden en la confusión generalizada. Todos hablan, pero nadie escucha. Todos se expresan, pero nadie se entiende. Y ese ambiente semejante a la Torre de Babel no tiene nada que ver con la alternancia y muchos con la transición. ¿Quién pondrá orden?

     DE REFILÓN: Este jueves llega AMLO a Juchitán. ¿Alguien podría decirle que las deudas que dejó el gobierno del PT, que encabezó el ahora presidente estatal de ese partido, Mariano Santana López, ha dificultado la operación administrativa del actual ayuntamiento juchiteco que encabeza el priísta Daniel Gurrión Matías, quien ayer, en el marco de la inauguración de feria artesanal en el parque “Benito Juárez”, volvió a denunciar de que esos millonarios adeudos impactan negativamente en la administración pública municipal?

miércoles, 18 de mayo de 2011

El reloj del 2012 llegó a Oaxaca

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     Por encima de los conflictos agrarios, poselectorales y religiosos, así como la amenaza del paro laboral del magisterio oaxaqueño y la ausencia del plan de desarrollo estatal del gobierno de Oaxaca, la entidad vive la efervescencia que marca el reloj de las elecciones federales del 2012.

     El sábado pasado estuvo en Tuxtepec, el jefe del gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard. En esa ciudad y en la región del Papaloapam, como en todo el territorio oaxaqueño, los operadores de Ebrard, agrupados en la fundación Equipo, Equidad y Progreso libran una singular batalla con los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, agrupados en el Movimiento de Regeneración Nacional, conocido como Morena.

     Por la noche del sábado se esperaba que el gobernador Gabino Cué hubiese acompañado a Ebrard a la inauguración de la Expo feria Tuxtepec 2001, sin embargo, Cué, quien ha se ha visto ahora más cerca del jefe del gobierno del DF, no pudo asistir debido al enfrentamiento que dejó 10 muertos en Santiago Choapam y en una faena política envió como su representante al secretario de Desarrollo Agropecuario, Salomón Jara, quien está convertido en el operador principal de Morena en Oaxaca.

     Marcelo Ebrard debió haber pasado un trago amargo esa noche al lado del operador de su principal oponente a la candidatura presidencial del PRD y de sus aliados, el PT y Convergencia. Entre los perredistas todos saben que Salomón Jara es quien opera los apoyos a favor del Morena y es el que está respaldando la movilización regional que se realizará este jueves en la ciudad de Juchitán, que durante años fue el bastión político de la COCEI y que ahora es gobernada por el PRI tras el desastroso desgobierno del petista Mariano Santana.

     Para este jueves, se insinúa un posible encuentro entre el gobernador Gabino Cué y AMLO, que podría ayudar a restablecer los canales de comunicación entre ambos políticos que podría haberse alterado después que Cué se vio más cerca de Ebrard. Para este jueves, los dirigentes coceístas de todas las tribus de la COCEI ofrecieron que reunirán a más de 25 mil simpatizantes en la explanada de Juchitán.

     La pregunta que se hacen muchos es cómo piensan movilizar las tribus coceístas a esas 25 mil almas, si es que llegan a convencerlas de trasladarse a Juchitán. ¿Quién o quiénes pagarían unos dos millones de pesos del costo del traslado o acarreo de esas personas a bordo casi 700 autobuses?

     No se sabe, pero Oaxaca ya vive el ambiente adelantado de las elecciones del 2012. Ambiente del que no escapan los priístas como el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política de la sexagésima primera legislatura, Martín Vásquez Villanueva, quien recorre la entidad, sostiene encuentros con los priístas y pregona los avances obtenidos en la legislatura local, como lo hace desde su trinchera el presidente estatal del PRI, Eviel Pérez Magaña y también el ex presidente de los priístas, Jorge Franco.

     Los panistas tampoco están con las manos atadas. La diputada Eufrosina Cruz Mendoza, es un ejemplo del activismo preelectoral que se vive en Oaxaca. Recorre comunidades, dicta conferencias en el país y busca posicionarse para pelear un escaño en el Senado.

     Oaxaca, un estado singular por su pobreza y marginación, es hoy el escenario donde todos miden fuerzas con miras al 2012 y este jueves AMLO mostrará el músculo con su Morena desde la ciudad de Juchitán.

     DE REFILÓN: Ayer se cumplieron 17 días de la suspensión de las obras del parque eólico La Venta III, que construye la empresa española Iberdrola. Para facilitar la reanudación de los trabajos, los ejidatarios piden, entre otras cosas, que la empresa de desista de las demandas penales interpuestas contra los campesinos y que la empresa les otorgue copia de los contratos de arrendamiento de las tierras que firmaron.

martes, 17 de mayo de 2011

Oaxaca, herida

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     En un régimen democrático, por menos de los 10 muertos registrados en Santiago Choapam, como resultado del conflicto poselectoral, ya hubiesen rodado las cabezas de los responsables de la política interna, pero en Oaxaca todos se echaron la bolita como papa caliente y nadie asumió su responsabilidad ante los trágicos hechos que dejaron en la orfandad a más de 30 menores de edad.

     ¿Qué espera Irma Piñeyro para presentarle al gobernador Gabino Cué Monteagudo, su renuncia al cargo de secretaria general del gobierno de Oaxaca? ¿Que se registren nuevos enfrentamientos en los otros municipios que aun arrastran sus conflictos políticos y electorales?

     En Oaxaca, se supone, estamos ante un gobierno democrático y por esa razón los diputados locales deberían pedir la dimisión de la secretaria general del gobierno de la entidad por razones obvias: no opera la política interna y surgen los enfrentamientos sangrientos.

     En un acto de congruencia política, el legislador del Partido del Trabajo (PT), Flavio Sosa, quien es acusado de ser uno de los protagonistas de ese lío poselectoral, debería separarse del cargo para que sea investigado. Porque conociendo la postura política del legislador, eso hubiera él pedido si estuviera en otra trinchera.

     Oaxaca está herida. La sangre la están poniendo los indígenas y los políticos se disputan los votos. Los políticos ven en cada conflicto una oportunidad para crecer electoralmente y nada los sensibiliza ni conmueve, pese a las recientes 10 muertes registradas en Choapam.

     La entidad no está viviendo ni la paz ni el progreso que prometió Cué. Apenas ayer, la legisladora local perredista del distrito de Matías Romero, Rosalinda Domínguez Flores denunció en conferencia de prensa que los recursos del programa pilar del gobierno aliancista, Bienestar, no están aterrizando a las comunidades. El gobierno de Cué ya cumplió seis meses y no está cumpliendo con sus compromisos de campaña, señaló ayer en compañía del célebre René Bejarano.

     Por encima de los conflictos poselectorales que están convertidos en focos rojos, como los que se viven en Astata, San Miguel Chimalapa, San Juan Cotzocón y Pinotepa de Don Luis, hay un problema mayor: los funcionarios del gobierno actúan frente a esos líos como representantes partidistas y no han sido capaces de entender que ya son gobierno y no logran despojarse de sus signos políticos.

     Oaxaca está herida porque prevalece la impunidad, carece de diálogo y voluntad de los actores para ceder en sus pretensiones por el poder y al lado de los conflictos poselectorales hay otros de mayor riesgo, como la existencia unos 350 conflictos agrarios, entre ellos uso 15 considerados como focos rojos, pero los políticos de Oaxaca ya están montados en la campaña presidencial del 2012 y el gobierno de coalición empieza a resquebrajarse a partir de las exigencias de los líderes partidistas que exigen más del gobierno de Cué, para sus causas respectivas y nadie repara en el dolor de las muertes y de los enfrentamientos.

     Hasta ahora han sido patéticos los exhortos institucionales para que los actores políticos asuman sus respectivas responsabilidades en la conducción civilizada de los conflictos. Son como las llamadas a misa. No hay en Oaxaca signos del verdadero cambio, hasta ahora solo se ha visto la alternancia rebajada a la frase del “quítate tú, para que me siente yo”. La transición se estancó y amenaza con truncarse.

     DE REFILÓN: Rogelia González Luis, representante del grupo de mujeres “8 de marzo” y dirigente perredista de la corriente “Simona Robles”, en Juchitán, exhibió a los líderes coceístas como misóginos al excluirla de la recepción, en el templete, que le harán a AMLO el jueves 19 de mayo en la ciudad zapoteca.

lunes, 16 de mayo de 2011

Violencia política en Oaxaca

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     La violencia política estalló de nueva cuenta en Oaxaca y como siempre, ocurrió en una comunidad de indígenas pobres, marginados y sometidos a la voracidad de una clase política que no le importan los muertos sino solo el poder.

     Santiago Choapam, una localidad de indígenas zapotecos en su mayoría que apenas si llegan a los cinco mil habitantes, formó parte del paquete de 40 municipios en conflictos poselectorales. El Tribunal Electoral anuló la elección y ordenó al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana que convocara a comicios extraordinarios. Todo eso ya es parte del pasado. Con 10 muertos y media docena de heridos de bala, caídos en una emboscada, y el ambiente de encono y crispación, ya no hay condiciones para que en Choapam se realicen nuevas elecciones.

     Lamentablemente, después la sangre derramada, nadie se hace responsable de la violencia que el sábado enlutó 10 hogares de familias empobrecidas cuyo único valor para la clase política es rebajarlas al status de carne de cañón o clientela electoral. Los deudos lloran a sus muertos y claman justicia, pero enfrente los políticos se deslindan cínicamente de cualquier responsabilidad.

     El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué ofreció todo el peso de la ley para que esas muertes no queden en la impunidad, pero deslindó a su gobierno al reconocer que en Oaxaca “hay mucho encono por falta de atención de los gobiernos anteriores”. O sea, que le echó la culpa a los regímenes de Ulises Ruiz Ortiz, José Murat, Diódoro Carrasco y al de Heladio Ramírez López, por citar a los más recientes.

     La secretaria general del gobierno de Oaxaca, Irma Piñeyro, la que tuvo en sus manos la búsqueda de la conciliación en Choapam y la que aun tiene bajo su responsabilidad otros 14 conflictos poselectorales, enfrentó a los periodistas asumiendo las muertes, pero aclaró que en la población zapoteca de Santiago Choapam “hay total tranquilidad”. ¿Pueden 10 asesinatos y media docena de lesionados de bala arrojar esa “total tranquilidad”?

     El consejero presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, Alberto Alonso Criollo tampoco podía estar ausente en la feria de los deslindes por las muertes de Choapam: “El IEE cumplió en el ámbito electoral”, señaló. ¿Entonces por qué fueron emboscadas las familias de la agencia municipal de San Juan del Río, que se dirigían a su cabecera municipal para atestiguar la instalación del Consejo Electoral Municipal?

     Los operadores políticos interesados en el botín electoral, César Mateos, ex integrante de la APPO y el ex diputado priísta Dámaso Nicolás Martínez, se lavaron las manos, limpiaron sus conciencias con la sangre de los indígenas muertos y terminaron por acusarse mutuamente.
     Desde el Istmo de Tehuantepec, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la sexagésima primera legislatura, el diputado Martín Vásquez Villanueva regresó a toda la clase política a su triste realidad: La violencia es resultado del fracaso de la política gubernamental, es producto de la impericia de los funcionarios, resaltó.

     Obviamente que cuando la violencia sustituye a la política, es señal de que el diálogo no funciona. Y mire que en lista de espera, de solución o de derrame de sangre, están los municipios de Santiago Astata y San Miguel Chimalapa, en la región del istmo de Tehuantepec.

     DE REFILÓN: La asamblea estatal de la sección 22 del SNTE, que culminó en la madrugada de ayer domingo, le dio una semana más de tregua al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué. Si no, hay acuerdos, el paro indefinido podría estallar el lunes 23 de mayo y los maestros no cederán en sus exigencias locales, como la destitución de Irma Piñeyro, Bernardo Vásquez y Marco Tulio López.



martes, 10 de mayo de 2011

Mayo ardiente para Oaxaca

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     Desde hace 31 años el mes de mayo ha sido ardiente para la capital oaxaqueña. Es el mes en que los maestros de la sección 22 del SNTE se movilizan y cada gobierno ha tenido respuestas diferentes para el movimiento magisterial.

     En este 2011, es la primera vez que el magisterio llega con su dinámica de movilización/negociación con un gobierno no priísta, sino producto de una amplia coalición de fuerzas, en el que participaron y participan priístas de la vieja guardia que se distanciaron del régimen ulisista.

     Otra característica que enfrentará la movilización magisterial es la composición plural del Congreso local, que a diferencia de años anteriores, en este 2011 podría contribuir en el diálogo entre líderes magisteriales y el gobierno aliancista.

     Todos los gobiernos priístas terminaron por ceder a las exigencias magisteriales, con excepción del régimen de Ulises Ruiz Ortiz, que terminó por echarles a la policía en el fallido intento del desalojo del zócalo el 14 de junio de 2006.

     En Oaxaca y en la capital del país hay un clima de expectación por conocer la respuesta y la actitud del nuevo gobierno. El magisterio ya dio a conocer sus cartas y para nadie es un secreto que apostará por la movilización, como en el pasado, con exigencias nuevas y las de siempre.

     En su primera respuesta al magisterio, el gobierno de Gabino Cué, no pasó la prueba. La asamblea estatal dijo que las respuestas de las autoridades de Oaxaca son nulas. Ayer mismo Cué dio instrucciones a los integrantes de su gabinete a establecer una amplia mesa de diálogo. Le urge al gobierno desactivar la movilización magisterial, pero aun no entrega nada sustancial que deje satisfecha a la sección 22 del SNTE.

     La desventaja de Cué es que sus dos principales operadores políticos (Irma Piñeyro y Bernardo Vásquez), están cuestionados por la sección 22 del SNTE que exige sus remociones del gabinete y los dirigentes magisteriales no dejarán pasar la oportunidad de mayo para mostrar el músculo al gobierno aliancista.

     Gabino Cué no va a destituir a su secretaria general Irma Piñeyro, tampoco a su director del IEEPO, Bernardo Vásquez y tampoco al jefe de la Policía Marco Tulio López. Lo que queda entonces es que el gobierno aguante lo más que pueda la andanada del magisterio o que los tres funcionarios presenten su renuncia por iniciativa propia con la finalidad de que faciliten una solución al diferendo con los maestros, pero eso exige una gran responsabilidad individual.

     Las autoridades de Oaxaca no deben olvidar que el 25 de mayo se cumplirán cuatro años de la desaparición de los dirigentes del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez. Oaxaca podría cimbrarse ante esa conmemoración y encima está la desaparición del profesor Carlos René Román Salazar, cuyo caso podría impactar a la sociedad y al mismo magisterio si las autoridades hacen público dos líneas de investigación sumamente delicadas.

     Lo único que queda claro en estos momentos es que Cué no usará la fuerza pública en contra de los maestros, aún si se plantan masivamente en el Centro Histórico de la capital o bloquean las carreteras de la entidad, pero el gobierno aliancista sí podrá colocarse a la cabeza del magisterio compartiendo sus demandas nacionales y enderezar las protestas en el Distrito Federal, como lo hizo en su momento el gobierno de José Murat.

     DE REFILÓN: Indígenas de Santiago Ixtayutla, Plan del Aire, Tataltepec de Valdés y Paso de la Reyna, integrantes del Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (Copudever), recibieron en Morelos el premio nacional de derechos humanos “Sergio Méndez Arceo”, por su esfuerzo opositor a la construcción de la presa “Paso de la Reyna”, en la región de Jamiltepec.





    









lunes, 9 de mayo de 2011

Clamor Nacional vs la violencia

JUCHITÁN INFORMA

     Con la marcha nacional por la paz que culminó ayer en el zócalo y que replicó en la mayoría de las ciudades capitales del país y en unas 20 metrópolis del mundo, el clamor colectivo de la sociedad civil contra la violencia y por el ya basta de sangre derramada debió haber retumbado en Los Pinos, pero desde ahora se observa difícil que el presidente calderón cambie su estrategia de guerra contra los cárteles de la droga.

     El presidente Calderón usó la guerra contra el crimen organizado para legitimarse tras una elección reñida donde quedó la sombra de la duda y de la sospecha de que le robaron la elección a López Obrador. En su campaña Calderón se presentó como el presidente del empleo, nunca habló de echar mano de los militares para combatir al narco o abrir una guerra que está desangrando al país.

     A cinco años de su gobierno, Calderón ha hecho de la guerra contra el narcotráfico su bálsamo. No tiene más discurso ante cualquier escenario que el de la lucha contra los malos. En su perspectiva todo es blanco o negro. No hay medias tintas. Estás conmigo o contra mí. Olvidó la atención en otros sectores de la vida nacional y todo indica que ese discurso convertido en obsesión tiene como meta el año electoral del 2012 para evitar el regreso del PRI a la presidencia de México.

     El problema es que en Los Pinos hay lecturas equivocadas por la irrupción de la sociedad civil frente a la guerra contra el narcotráfico. Nadie en su sano juicio le ha pedido al presidente que deje de combatir a los cárteles, aunque todas las voces han pedido un replanteamiento en esa estrategia que sangre y violencia.

     Ayer, desde el zócalo del Distrito Federal se plantearon seis exigencias de la sociedad civil: Verdad y justicia, detención de autores materiales e intelectuales de crímenes; poner fin a la estrategia de guerra y asumir un enfoque de seguridad ciudadana; combatir la corrupción y la impunidad; combatir la raíz económica y las ganancias del crimen; la atención de emergencia a la juventud y acciones efectivas de recuperación del tejido social; democracia participativa, mejor democracia representativa y democratización en los medios de comunicación.

     Falta saber si en los próximos días el presidente Calderón se decide a tomar en cuenta las voces de la sociedad civil o sigue en campaña para enderezar la permanencia del PAN en Los Pinos, a un costo demasiado alto en el derramamiento de sangre, muertes de inocentes considerados como daños colaterales y prevalencia de la impunidad y la descomposición de los cuerpos policiacos.
Insatisfacción magisterial
     Mientras el país se desangra en medio de una guerra que se va perdiendo, en Oaxaca también se abren las puertas al desgaste social debido a que la asamblea de la sección 22 del SNTE calificó, como lo adelanté ayer en este mismo espacio, de nulas las respuestas que dio el gobierno de Gabino Cué, al pliego de peticiones de los maestros.

     Oaxaca está a punto de reeditar las movilizaciones magisteriales del pasado. Los maestros de la sección 22 del SNTE no quitan el dedo del renglón y quieren la destitución de Irma Piñeyro, Bernardo Vásquez y de Marco Tulio López y emplazaron al gobierno de Cué, al establecimiento de una mesa de diálogo antes del viernes 13.

     Para esa fecha los maestros de Oaxaca suspenderán sus actividades escolares en los casi 13 mil planteles de la entidad y en asambleas sectoriales formularán las acciones que realizarán en caso de que el gobierno de Oaxaca mantenga su negativa. La asamblea estatal se realizará el sábado 14 y para el domingo 15, justo en la celebración del Día del maestro, la sección 22 del SNTE se movilizará masivamente en la capital y de manera representativa en el DF.

     DE REFILÓN: Los líderes coceístas afines a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), volvieron a entrar en la etapa del jaloneo. Todos quieren tener el micrófono el jueves por la tarde, cuando AMLO esté en Juchitán. O sea, que la cacareada unidad es solo una simulación.


viernes, 6 de mayo de 2011

Una perla de doña Perla

JUCHITÁN INFORMA
Alberto López Morales

     En el lenguaje periodístico una “perla” es un disparate. No tiene nada qué ver con la piedra preciosa que producen algunos moluscos bivalvos, pero se le da ese uso como la más preciada aberración dicha o escrita por alguien.

     Pues bien, desde la costa Esmeralda, que no dorada, de Puerto Escondido, Oaxaca, doña Perla Woolrich Fernández, flamante secretaria de la Contraloría y Transparencia del gobierno de Oaxaca, nos obsequió una de esas raras perlas periodísticas que, por sus estudios profesionales y experiencias legislativa y política, no lo hizo por ignorancia, sino por lo que algunos llamarían mala leche.

     Desde Puerto Escondido, donde acompañó al gobernador Cué a la quinta audiencia pública, reveló en una entrevista que “las manifestaciones que dañan a terceros son herencias de los anteriores gobiernos estatales”. La toma de oficinas y los bloqueos de carreteras son parte del lenguaje que Ulises Ruiz le enseñó a los ciudadanos para hacerse escuchar, añadió.

     Perla Woolrich dio una respuesta cercana a la desesperación y a la molestia, pero muy distante de la prudencia y de la tolerancia. Es cierto, el gobierno de Gabino Cué, apenas lleva cinco meses, pero tempraneramente ha enfrentado marchas, protestas, bloqueos de carreteras, tomas de oficina, retención de funcionarios, enfrentamientos agrarios, muertes, escándalos internos, desapariciones, abusos de policías contra maestros, mujeres indígenas y migrantes. Y parece que todo eso ya cansó la paciencia de doña Perla Woolrich, que desde su posición como Contralora del gobierno de Oaxaca no ha logrado echar a su red de transparencia ni siquiera un pequeño pez conocido en México como charal.

     Ulises Ruiz enfrentó en su gobierno todo tipo de protestas. Estuvo a punto de dejar el gobierno de Oaxaca agobiado por marchas, plantones, bloqueos de carreteras, barricadas, toma de oficinas, retención de funcionarios, asesinatos que sacudieron a la entidad durante los meses de mayo a noviembre de de 2006. Sin embargo, doña Perla Woolrich olvida intencionalmente que URO fue sostenido por el gobierno panista de Vicente Fox, con el apoyo de los legisladores federales y locales del PAN.

     Lo más grave que es que la Contralora de Oaxaca ofende la inteligencia y la memoria de los oaxaqueños al querer vender la idea de que las protestas que sacuden el inicio de la administración de Cué, nacieron durante el gobierno de Ruiz Ortiz y que por esa razón, cuando esas protestas dañen a terceros, el gobierno aliancista de Oaxaca, debe usar la fuerza pública.

     La destacada jurista y prestigiada política panista olvida intencionalmente que Oaxaca desde tiempos inmemoriales es una tierra donde se ha gestado la protesta como símbolo de la resistencia contra los abusos, el autoritarismo y la barbarie. Olvida, porque no desconoce, que fue en Tehuantepec, en marzo de 1660, cuando ocurrió una de las primeras rebeliones indígenas de la Nueva España. De ahí para adelante, Oaxaca y sus regiones han estado marcadas por las protestas callejeras, como las que provocaron la caída del entonces gobernador Manuel Zárate Aquino.

     Durante el gobierno de Diódoro Carrasco Altamirano, los indígenas loxichas protestaron, se movilizaron, al igual que los indígenas zoques de Santa María y San Miguel Chimalapa. Antes, los indígenas huaves se movilizaron en defensa de sus lagunas en el gobierno de Heladio Ramírez López. Los maestros de la sección 22 del SNTE cumplieron 30 años con sus prácticas de movilización, bloqueos, marchas, plantones. Nada de esas expresiones de protesta nacieron en el gobierno anterior. Ya existían, pero doña Perla Woolrich no tiene en este momento mejor villano que URO para justificar su inoperancia en el combate contra la impunidad o para garantizar la rendición de cuentas en el actual gobierno. Doña Perla Woolrich debería pedirle disculpas por querer ofender la inteligencia y memoria del pueblo de Oaxaca.

     DE REFILÓN: Los panistas, entre el puritanismo y la hipocresía van a darse de golpes en el pecho en junio, cuando los representantes de la Red Oaxaqueña por la Diversidad Sexual presente una iniciativa para que Oaxaca cuente con una ley de sociedad de convivencia que buscará alentar el respeto a la diversidad sexual.